Monday, November 3, 2008

Aprendiz de loco


Tengo un amigo desde hace muchos años ya... para mí conocerle fue un gran honor y lo que no me di cuenta es que más honor sería conservar su amistad a lo largo de los años.
Siempre me ha gustado mucho su forma de escribir, con sus textos me he reído, he llorado e incluso a veces he llorado con su pesimismo...que pudiera ser en algunos casos justificado debido a los palos que ha recibido... Y es que los dos somos unos supervivientes de la vida y sus giros, aunque a mí me molesta que en ocasiones se deje caer, porque sabe que siempre podrá agarrarse de mi mano.
Ahora que es famoso y tiene su programa de radio en radio rubí me voy a permitir el lujo de plagiarle uno de sus textos, que especialmente me ha encantado.
De paso le hago un poco de publicidad...si quereis oir su programa ir a http://www.defcontres.com/

Hay un dicho popular que cuenta algo así como "aprendiz de mucho, maestro de poco".
Yo, con 16 años fui aprendiz de ajustador y tornero en Ruffini, una empresa de fundición de aluminio, ahora soy aprendiz de radiodifusión y me queda un larguísimo camino.
Pero también soy aprendiz de loco, no acudo a ningún centro a aprender este “arte” pero tengo dos buenos profesores, uno de ellos es un chico espigado, serio, hastiado de la gente y de poca palabra pero que cuando sale alguna de su boca puedes estar seguro que no será saliva en vano. Mi otra profesora no es convencional, viste diferente, lleva algo de tinta en su cuerpo y físicamente no conozco a nadie a quien no le guste.
Me he dado cuenta de que soy aprendiz de loco hace un par de semanas, cuando me junto con la muchedumbre y solo veo gente, gente y más gente y entre medio de esa gente hay alguno de mis profesores locos que relucen.
Mi primera clase de ser “loco” fue en la barra de un bar y cada palabra que me decían aquellos dos profesores era como si hubiera salido de mi boca. La segunda fue en el mismo lugar pero solo con la profesora y una compañera suya en el magisterio de locuras. Los profesores de loco suelen tener mucho talento y eso tiene una explicación, les gusta pasar tiempo en solitario y eso les da más tiempo para reflexionar y pensar mientras otros gastan saliva idolatrandose hasta que se den la espalda.
En este poco tiempo he aprendido ya algunas cosas de los requisitos para ser un buen loco, aunque quizás estas ya me venían de serie. Debes ser muy sincero (quizás excesivamente), no tienes porque aplaudir lo que los demás piensan que es políticamente correcto o lo que no te hace gracia, no tienes porque sonreír o saludar a quien no te cae bien y no debes pensar eso de que todos somos iguales, eso es una mentira, todos y cada uno de nosotros somos diferentes.
Para mi estas cosas son buenas pero ser loco también tiene sus cosas malas, normalmente aunque la visión de la gente es que “molas” por ser diferente, no formas parte de ellos, pruébalo, si puedes no llames a nadie en todo un fin de semana y si no te suena el móvil es que tu curso de loco va prosperando.
Otra de las pruebas es cuando a alguien le vayan mal las cosas, a quien acuden entonces es a algunos de los locos, ya que normalmente los locos son gente que ha vivido mucho o que su vida no ha sido un camino de rosas, como es el caso de mis “profes”.
There was an error in this gadget